La primera solución aérea autónoma para detectar la radioactividad llega al sector de la energía nuclear

30-09-2021

Las empresas Azur Drones y AVNIR Energy han combinado sus conocimientos para desarrollar la primera solución aérea autónoma destinada a la vigilancia medioambiental de los emplazamientos nucleares y a garantizar la seguridad de los mismos,

radioactividad nuclear

Azur Drones y AVNIR Energy han anunciado un desarrollo especialmente innovador: la integración de un sensor de radiactividad en la solución drone-in-a-box de Skeyetech desplegada por Azur Drones. Skeyetech es un dron autónomo residente capaz de realizar sus misiones sin piloto a distancia, de día o de noche.

Es el primer sistema de drones homologado en Europa para realizar vuelos BVLOS sin piloto remoto. Gracias a esta colaboración, Skeyetech embarca ahora el Dispositivo de Inspección de Zonas Ionizadas (DIZI) de AVNIR Energy, creando el primer vector autónomo capaz de realizar misiones de detección en emplazamientos nucleares operativos.

Jacques Charvin, director de AVNIR Energy, ha explicado que “el sensor DIZI es mucho más que un simple contador Geiger, es un detector de centelleo capaz de detectar, medir e identificar los radioisótopos presentes, por medio de un dron autónomo”.

Por su parte, Nicolas BILLECOCQ, Director de Operaciones de Azur Drones, ha añadido, “La integración del sensor DIZI en la solución de Skeyetech ofrece la posibilidad de realizar lecturas de radiactividad en cualquier lugar de una obra con total seguridad. De este modo, participamos activamente en la vigilancia medioambiental de los emplazamientos nucleares y contribuimos a su seguridad”

La solución, que realiza lecturas en tiempo real durante su vigilancia rutinaria, también puede desplegarse en segundos en un punto de alerta. En caso de un incidente que comprometa el acceso humano a nivel local, Skeyetech-DIZI puede ser controlado a distancia y desplegado para llevar a cabo misiones de reconocimiento e inspección del sitio.

La nueva solución Skeyetech-DIZI, que se está implantando actualmente en Francia en un emplazamiento perteneciente a uno de los principales actores de la industria nuclear francesa, ya está despertando el interés de varios operadores nucleares,